309 funcionarios fueron asesinados en 2017, 11% menos que el año anterior

Desde hace cinco años la delincuencia le ha quitado la vida a 1.636 agentes de seguridad. Así lo señala la Fundación para el Debido Proceso (Fundepro) en su Informe sobre Funcionarios caídos 2017, en el que revela que el año pasado cerró con la muerte de 309 funcionarios policiales, militares y escoltas civiles.

La cifra muestra que ha habido una reducción en el número de agentes en relación con años anteriores. Para 2013, Fundepro contabilizó un total de 350 muertes, la cifra más alta registrada en los últimos cinco años. En 2014 se redujo a 295; en 2015 incrementó a 338; y en 2016 cerró con 344 decesos.

La disminución del número de funcionarios caídos coincide con el informe presentado por el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), que también revela que en 2017 hubo menos muertes violentas en relación con el año anterior. En 2016, la tasa fue de 91,8 muertes, mientras que en 2017 fue 89 por cada 100.000 habitantes.

Pese a la reducción en el número de muertes de efectivos, Fundepro critica que no haya una política criminal y de seguridad que pueda proteger a los agentes frente a la delincuencia. “El Estado venezolano ha fallado en cuanto a preservar la vida de los funcionarios policiales, militares y de seguridad, violentándose además el derecho a la protección en general”, señala la fundación.

Según el informe, los cuerpos mayormente afectados fueron: la Guardia Nacional (GNB) , la Policía Nacional Bolivariana (PNB), el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y la Policía del estado Aragua (PoliAragua).

Lea también: Proyecciones del OVV registraron 26.616 muertes violentas durante el 2017

Destaca que Poliaragua haya sido la policía regional con mayor número de funcionarios caídos. De acuerdo con la data recogida por Fundepro, en la entidad aragüeña murieron 31 efectivos a manos de la delincuencia, 58% más que en los cuerpos regionales de Bolívar y de Carabobo, ambos ubicados en el segundo lugar con 13 muertes cada uno.

Este último punto coincide con lo expuesto en el reporte del OVV, que señala que Aragua fue el estado con mayor incidencia de hechos violentos durante 2017 y que registró una tasa de muertes violentas en esa entidad fue de 155 por cada cien mil habitantes.

Fundepro también señala que en Miranda se produjo la mayor cantidad de muertes de efectivos de seguridad de distintos cuerpos. Según el OVV, la entidad mirandina fue el segundo estado más violento después de Aragua, con una tasa de 153 muertes violentas por cada 100 mil habitantes.

Las cifras presentadas en el informe corresponden a un monitoreo a medios de comunicación y a información suministrada por funcionarios activos, jubilados y retirados realizado por Fundepro. Las autoridades no han presentado cifras oficiales.

Vea a continuación el informe completo elaborado por Fundepro:

Efecto Cocuyo

About Editor

Comentarios

comentarios

Deja un comentario